Ultimas Noticias  



Finalmente, se dictó sentencia en 1º instancia en la Ciudad de Buenos Aires, en el juicio que nos hemos visto obligados a entablar contra BMW DE ARGENTINA, AUTOMÓVILES EXCLUSIVOS S.A. , concedente de las concesionarias oficiales, quien fuera el único representante oficial BMW DE ALEMANIA, (MUNICH) EN ARGENTINA, y quien permitió, por su falta de control y vigilancia a un concesionario irresponsable y de proceder ilícito, que el automóvil de dicha marca que comprara y abonara en su totalidad en febrero de 1999, no me fuera entregado nunca.
El fundamento de este juicio se basa en la responsabilidad de dicho representante oficial BMW, dado que estuvo en conocimiento de la situación ilícita en que se desenvolvía la agencia de su primo y socio, Osvaldo Seveso, ( su concesionario) . De haber cumplido la importadora con su obligación de vigilar y controlar, no hubiese podido éste causar ningún daño a terceros, en nombre de BMW, como el de vender Automóviles y luego no entregarlos, no sólo a mí, sino también a muchos otros, entre ellos tres personas discapacitadas.
Este representante oficial de BMW, AUTOMÓVILES EXCLUSIVOS S.A., quien hasta ahora se había negado a entregar el automóvil en cuestión por nosotros comprado, y que ha permitido que esta defraudación se produjera, ha sido hoy condenado por la Justicia a abonar el precio de dicho automóvil, más costas e intereses hasta su efectivo pago.
BMW DE ALEMANIA, MUNICH, no obstante lo expuesto y de haber sido notificada por mí desde el inicio del ilícito cometido en nombre de la empresa, tampoco se ocupó de reparar o hacer reparar el daño por mí sufrido. Curiosamente ha premiado a la anterior representante, BMW DE ARGENTINA, AUTOMÓVILES EXCLUSIVOS S.A. , hoy condenada por la justicia por incumplir con sus obligaciones, nombrándola miembro de su RED DE CONCESIONARIOS OFICIALES BMW EN ARGENTINA.
Realmente resulta difícil entender cómo, en el siglo XXI, una empresa de prestigio mundial y larga trayectoria como es BMW haya permitido que se consumara esta estafa sin haber tomado disposiciones para repararla, obligándome a mí, su cliente, a recurrir a la Justicia, y a la vez que permita que la hoy concesionaria BMW, AUTOMÓVILES EXCLUSIVOS S.A., continúe siendo aún miembro de su prestigiosa marca.